Tienda

Este es el blog de L'Art en Birra, una tienda de cerveza artesana, materiales y equipo para elaboración casera.
Puedes visitar la web de la tienda, seguir nuestra actividad en las redes sociales o visitar nuestra tienda on-line.

miércoles, 25 de junio de 2014

De Muestras y Ferias...

Cada día es más fácil encontrar cerveceros en ferias comerciales de corte más o menos convencional, a veces encajados bajo la etiqueta “muestra de cerveza artesana” dentro de un cartel que poco o nada tiene que ver con la cerveza.

Muchas veces es la iniciativa personal de un enamorado de este excelso producto la que influye en esta inclusión. Siempre es la ilusión de los cerveceros la que acaba soportándola.

Pero, ¿cumplen estas muestras con el objetivo de los asistentes?

De entrada nos podemos encontrar con que la organización de este tipo de eventos sigue patrones dispares. Vale, la organización de Ferias Especializadas también sigue patrones dispares, que en ocasiones generan enconadas discusiones, como una a la que asistí no ha mucho como espectador, en relación a una feria que debía celebrarse en una capital catalana. Quienes participasen de la discusión ya saben a cual me refiero, y por respeto a la organización y a los cerveceros, no daré más pistas para quienes son ajenos a la misma. Pero como decía, los patrones a la hora de organizarlas suele ser bastante dispar, ya sea integrando a los cerveceros dentro de la feria en sí y diferenciando el carácter especial con la compra de los vasos, tickets, etc., o directamente colocándolos en un espacio separado.

Como No-Organizador de eventos, entiendo por igual las posturas de quienes defienden un modelo de feria y quienes defienden el otro... Es decir, entre los que defienden el uso del Vaso Conmemorativo y quienes defienden la venta de tickets por consumición, e incluso quienes sitúan el evento integrado con el grueso de la feria o como evento aparte. En una feria especializada el público asistente conoce la mecánica, y sabe que se puede encontrar con una u otra de las mecánicas organizativas, y entra en el juego, por así decirlo, por mera inercia y complicidad. Pero en una muestra integrada dentro de una feria generalista, donde el público asistente, en una gran medida, ni conoce el sistema de la compra de los vasos, ni le va a apetecer entrar en el juego, ya que, literalmente, se va a encontrar a los cerveceros, exactamente igual que a los vendedores de incienso o el chiringuito de pinchos de la esquina, sin saber qué venden, cual es la naturaleza del producto que se ofrece, ni cuales son sus bondades... ¿Es necesario complicar tanto las cosas, para asistentes y expositores?

En este tipo de eventos, seguir la misma mecánica organizativa que en una feria especializada, ¿resulta beneficioso para la organización o los cerveceros? ¿No sería, tal vez, más práctico el dar un trato diferente a estos eventos?

No perdamos de vista que el hecho de asistir a una feria o muestra supone un gasto para el cervecero, gasto que en ocasiones se debería cubrir con los ingresos de las ventas realizadas durante el evento. Pero lo más importante, es que dichos eventos deberían verse como una oportunidad para poner al alcance del público un producto que tal vez desconozca.

¿No sería más lógico reducir al máximo los gastos organizativos en pro de facilitar un mayor acceso al mismo?

Es decir, ¿de verdad es necesario crear un vaso exclusivo y conmemorativo y obligar al público asistente, al que muchas veces ni le va ni le viene el evento cervecero y solo asiste a la Feria, a comprarlo para poder disfrutar de la cerveza artesana? ¿No se trata de un gasto innecesario, vinculado a veces a una estructura organizativa redundante?

Al no haber participado hasta ahora, ni como stand ni como organizador, en ninguna feria o muestra, no puedo opinar sobre como se repercute todo este gasto organizativo sobre las cuotas de inscripción de los expositores. Dudo que se cubra solo con la venta de los vasos. ¿No sería recomendable prescindir, tal vez, de estos gastos adicionales y limitarse a la venta de cerveza en vasitos de plástico -por Heréticus Máximus que nos pueda parecer a los conocedores del producto- intentando llegar a un mayor número de consumidores potenciales?

No quiero crear una polémica excesiva, pero sí que aceptaría que se abriese un poco de debate al respecto. Buscar, entre todos, un poco de consenso sobre como debería abordarse la participación de los cerveceros en este tipo de eventos. Y si de paso encontramos un modelo ideal para organizar ferias dedicadas, mejor, ¿no?

En fin, que por una vez he pretendido hacer, justo, lo que indica el subtítulo del blog: Explayarme un poco y poner en claro mis pensamientos.


Salus et Birras...

By Mikel...